San Juan, Puerto Rico
Go Search
Inicio
Unidades Operacionales
Publicaciones de Interés
Estadísticas Recientes
Sala de Prensa
Nuestros Hospitales
Enlaces de Interés
  

Inicio > Servicios > Influenza Aviar > Influenza de Temporada: Datos Importantes
 

          Influenza de Temporada: Datos Importantes            

 
La influenza (comúnmente llamada gripe o flu) es una enfermedad respiratoria contagiosa causada por los virus de la influenza. Aquí encontrará información sobre los síntomas más comunes de la influenza, cómo protegerse y proteger a quienes lo rodean para que no les dé  influenza, y qué hacer si se enferma con los síntomas de la influenza.

La reacción de cada persona a la influenza puede ser diferente
La influenza puede causar una enfermedad que puede variar de leve a grave e incluso provocar la muerte en ciertos casos. Si bien la mayoría de las personas en buen estado de salud se recuperan de la influenza sin complicaciones, algunas personas, como las de edad avanzada, los niños pequeños y quienes padecen de ciertas afecciones de salud, tienen un mayor riesgo de sufrir complicaciones graves debido a la influenza.

Esté al tanto de los síntomas comunes de la influenza
La influenza generalmente empieza de manera súbita e incluye los síntomas siguientes:

  • Fiebre (por lo general alta)
  • Dolor de cabeza
  • Cansancio (puede llegar a ser extremo)
  • Tos
  • Dolor de garganta
  • Congestión nasal
  • Dolor en todo el cuerpo
  • Diarrea y vómito (más frecuente en los niños que en los adultos)

Estos síntomas no siempre indican que usted tiene la influenza. Hay muchas otras enfermedades, entre ellas el resfriado común, que pueden tener síntomas similares.

Conozca los riesgos de la influenza
En el caso de algunas personas, la influenza puede causar complicaciones graves como la neumonía bacteriana, la deshidratación y el empeoramiento de enfermedades crónicas, como la insuficiencia cardíaca congestiva, el asma o la diabetes. Tanto los niños como los adultos pueden contraer sinusitis e infecciones del oído.

Conozca cómo se propaga la influenza
Por lo general, la influenza se propaga de persona a persona a través de las gotitas respiratorias que se expulsan cuando alguien infectado tose o estornuda. Algunas veces, las personas pueden contagiarse al tocar algo que tiene el virus de la influenza y luego tocarse la boca, la nariz o los ojos.

Los adultos sanos pueden infectar a otras personas desde un día antes de que se presenten los síntomas hasta 5 días después de contraer la enfermedad. Esto significa que usted puede transmitirle la influenza a otra persona no solo cuando está enfermo sino desde antes de saber que lo está.

Protección contra la influenza
La mejor manera de protegerse y proteger a los demás contra la influenza es vacunándose todos los años contra la influenza. Hay dos tipos de vacuna contra la influenza disponibles en Estados Unidos:

  • La “vacuna contra la influenza” inyectable. Esta es una vacuna inactivada (elaborada con virus muertos) que se administra mediante una inyección, generalmente en el brazo. Este tipo de vacuna es recomendada para personas de más de 6 meses de edad, tanto para personas sanas como para aquellas que tienen afecciones médicas crónicas.
  • La vacuna contra la influenza de aplicación mediante atomizador nasal. Esta vacuna está elaborada con virus vivos debilitados que no causan la influenza (algunas veces denominada vacuna viva atenuada o LAIV, por su nombre en inglés, Live Attenuated Influenza Vaccine). El uso de la LAIV está aprobado para personas sanas de edades comprendidas entre los 5 y 49 años, en el caso de las mujeres, para aquellas que no estén embarazadas.

El mes de octubre o noviembre es la mejor época para vacunarse, pero también puede hacerlo en diciembre o después. La temporada de la influenza puede empezar tan pronto como en el verano y durar hasta la primavera.

Las siguientes medidas adicionales pueden ayudarle a protegerse contra la influenza.

  • Hábitos para una buena salud
    Estos pasos pueden ayudarle a evitar la propagación de enfermedades respiratorias como la influenza:
  • Cúbrase la nariz y la boca con un pañuelo desechable cuando tosa o estornude, y tire el pañuelo después de usarlo.
  • Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón, especialmente después de toser o estornudar. Si no está cerca de una fuente de agua, use un desinfectante de manos a base de alcohol.
  • Evite acercarse a personas que estén enfermas. Si se enferma, aléjese de otras personas para protegerlas y evitar que ellas también se enfermen.
  • Si le da influenza, quédese en casa y no vaya al trabajo, a la escuela ni a las reuniones sociales. De esta forma, ayudará a evitar que otros se enfermen también.
  • Trate de no tocarse los ojos, la nariz ni la boca. Ésta es la manera como a menudo se propagan los gérmenes.

Medicamentos anti-virales
Se han aprobado los medicamentos anti-virales (amantadina, rimantadina y oseltamivir) para ser usados en la prevención de la influenza. Estos medicamentos se pueden obtener sólo con receta y se debe consultar a un médico antes de tomarlos. Durante la temporada de influenza 2005-2006, los CDC emitieron una recomendación para que no se usara la amantadita ni la rimantadina para el tratamiento o la profilaxis de la influenza en Estados Unidos. Para más detalles, vea el aviso “CDC Health Alert Notice (HAN)” del 14 de enero de 2006: www.cdc.gov/flu/han011406.htm.

Diagnóstico y tratamiento de la influenza de temporada
Es muy difícil distinguir la influenza de otras infecciones solamente con base en los síntomas. Probablemente sea necesario que lo vea un médico para determinar si tiene influenza u otra infección que pudo haber sido causada por la influenza. Existen pruebas que pueden determinar si usted tiene influenza, siempre y cuando se realicen dentro de los primeros 2 a 3 días después de enfermarse.

Si tiene los síntomas de la influenza y está preocupado por su enfermedad, especialmente si tiene un alto riesgo de sufrir complicaciones debido a la influenza, debe consultar al médico. Entre las personas más propensas a sufrir complicaciones están las personas de 65 años de edad en adelante, aquellas que tienen afecciones médicas crónicas, las mujeres embarazadas y los niños pequeños.

Es posible que su médico le recomiende tomar un medicamento para el tratamiento de la influenza. Se han aprobado cuatro medicinas antivíricas (amantadina, rimantadina, zanamavir y oseltamivir) para el tratamiento de la influenza. Durante la temporada de influenza 2005-2006, los CDC emitieron una recomendación para que no se usara la amantadita ni la rimantadina para el tratamiento o la profilaxis de la influenza en Estados Unidos.  El tratamiento anti-viral dura 5 días y debe empezar en los primeros 2 días de la enfermedad. Por consiguiente, si tiene los síntomas de la influenza, vaya al médico lo antes posible.

Otras formas de atacar la influenza

Si le da influenza, descanse mucho, tome mucho líquido y evite fumar y tomar bebidas alcohólicas. Asimismo, puede tomar algunos medicamentos como acetaminofén para reducir la fiebre y los dolores musculares relacionados con la influenza. Nunca le dé aspirina a los niños o jóvenes que tengan los síntomas de la influenza y en particular, si tienen fiebre.

 
 
Inicio | Términos | Privacidad | Help Desk
Copyright (c) 2013 Departamento de Salud, Puerto Rico
 
Influenza de Temporada: Datos Importantes